Inicio

Home / Inicio

¿Quieres hacer branding? Lo que no debes hacer

Encontrarás muchos artículos en internet sobre cómo hacer branding, pero no tantos sobre los errores que se suelen cometer al practicarlo. No son pocos, ya te lo adelanto, pero te los mostraremos en forma de ayuda porque siempre queremos lo mejor para vosotros y vuestros negocios. Así que, sin más preámbulos: lo que no debes hacer.

  1. Darle menos importancia a la marca

¿Cuándo has andado por la calle y has visto una cafetería con el nombre “Casa Paco” “Cafetería (nombre de la calle)”? Pues a esto nos estamos refiriendo, tenemos el poder de cambiar las cosas creando una marca y no lo aprovechamos, no queremos diferenciarnos, ni esforzarnos en hacerlo, todo por la creencia de que abrir un negocio es comprar el producto, instalar tres cosas y a correr.
Aquí Encontraras las mejores Ideas de Nombres para tu empresa.

Tenemos que diseñar y crear una marca fuerte de cara a los clientes y a nuestro negocio porque la gente cuando quiere algo va a lo que primero tiene en mente: Zapatos -> Zalando, zapatillas -> FootLocker, tecnología -> Newegg, etc. Si vas a diseñar tu marca, es algo positivo desde la perspectiva SEO.

  1. No determinar parámetros de marca

Creada la marca, querremos relacionarla con elementos que sirvan para identificarla de forma más simple para el consumidor. Los elementos a los que nos referimos en esta ocasión son los siguientes:

  • Logo
  • Tipografía
  • Eslogan
  • Fotos o imágenes
  • Líderes

No es una lista cerrada, puedes añadir más cosas de las que ves ahí, pero lo que queremos decir es que tienes que definir tu marca; por ejemplo, a Ferrari se le identifica con el color rojo; a Mcdonalds por la M; a eBay por la e minúscula; a Apple por la manzana, así consecutivamente.

Cuando crees una marca, no solo piensa en el nombre y el logo.

  1. Tu marca es compleja

No te vuelvas loc@ a la hora de hacer un logo o escoger una tipografía para el nombre, puedes provocar que el mensaje que querías transmitir con ese logo no lo entiendan, o el nombre no sea legible del todo por culpa de la tipografía. Complicar todo este proceso de branding va a hacer que no vendas, ni fidelices como otras empresas, algo a considerar.

 

Empresas como Apple, Google o Zara son ejemplos a seguir en este aspecto, son logos muy sencillos, pero que cada uno aporta su significado a la empresa. Menos es mejor en este caso, los diseños sencillos tienen más público que logos que podrían ser candidatos a entrar en muchos museos de arte moderno.

  1. No contradigas los parámetros de tu marca

Piensa que cuando diseñes un logo o establezcas los elementos de tu marca, tendrás que usarlos para siempre. Lo que queremos decir con esto, es que a la hora de realizar un anuncio no utilices el amarillo, si el color de tu empresa es el verde o viceversa. Por tanto, siempre decimos que es complicado crear una marca por todo lo que implica, ahora entenderás, en parte, porque decimos esto.

  1. Rebranding insípido

Si has decidido hacer un rebranding, haz que merezca la pena el cambio, que mejore lo presente, no empeores lo ya existente. Muchas veces la solución es un rebranding, así que ponte en manos de profesionales y define bien el camino que quieres que siga tu empresa porque puedes marcar un antes y un después en la trayectoria de la misma.

Como ves, el branding es tan importante que puede llevarte al éxito o al fracaso, cuidado con lo que decides hacer con tu marca porque ya sabes las consecuencias.