Formas de emprender un negocio online sin perder la cabeza

Home / Blog / Formas de emprender un negocio online sin perder la cabeza

No pierdas la cabeza… todavía. A menudo, veo a personas sin ideas para montar un negocio online; saben el tipo de negocio que quieren, pero no saben cómo ejecutar todo lo que está dentro de sus cabezas. Hoy, me he marcado el objetivo de ayudaros en vuestra ejecución, proporcionándoos un esquema que os puede aclarar ciertos aspectos.

  1. Busca el producto

Si no sabes que producto vas a vender, vas “apañado”. La idea base es lo que quieres vender, luego buscaremos el cómo, pero esto es fundamental para todo: el nombre, el logo del negocio, eslogan, marketing; es esencial. Cuando encuentres el producto que quieres vender, además de conocerlo bien, puedes pasar al siguiente paso.

  1. Proveedores

Bienvenido al segundo paso, peor que el anterior. Ahora te toca buscar proveedores como un/una poses@, comparar, ver calidades, condiciones; vamos, elegir proveedor no te va a ser fácil porque los comerciales, a su vez, lo ponen difícil. Una vez elegido el proveedor con el que vas a trabajar, procedamos al siguiente nivel.

  1. Producto-objetivo

¿Todavía sigues queriendo emprender un negocio online? Es broma, pero lo que viene a continuación no. Sabemos que producto vamos a vender y tenemos proveedores que nos lo suministrarán, lo que nos queda es ver el nicho de ese producto. Esto es definitivo, si el producto es genial, maravilloso, pero no tiene un nicho potente, no lo hagas.

Haz un estudio de mercado para ver si puedes vender dicho producto o no.

  1. Expertos o páginas

Llega el momento de crear tu página web, pero te advierto que tu dolor de cabeza irá en aumento porque, de nuevo, tendrás que elegir entre una opción u otra. Puedes acudir a un experto que cobra una media de 1000-2000€ por hacerte una página, o acudir a una plataforma de creación de tiendas online. Tú eliges.

  1. Precio-calidad o precio razonable

Cuando tengas todo montado y listo para funcionar, llegará el momento de etiquetar y poner precio a tus productos. Aquí es donde surge el eterno debate ¿Precio-calidad o un precio razonable? Es más sencillo comenzar con unos precios elevados y luego ir bajando, que hacer lo contrario; pero claro, vender a precio alto te va a ser más complicado que si lo haces a la baja.

Como veis, emprender un negocio es complicado, pero si lo tienes claro, lánzate.

Encuentra aquí algunos de los artículos mas populares:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *